LAS PRIMERAS IDEAS Y MODIFICACIONES

IMG_20141107_102628Cuando nos decidimos por el Nantucket Clipper “Mrs Irene”, teníamos muy claro que había sido un barco muy bien cuidado, ya que nos lo encontramos en perfectas condiciones y nunca se había reparado en gastos para tenerlo siempre a punto y que nada se deteriorara en exceso. Gracias a eso, las labores que estamos haciendo en el barco se reducen a su adaptación para poder vivir bien en él y para hacerlo un poco más “nuestro”. En resumen, convertir al weekender “Mrs. Irene” en el confortable y oceánico “S\V Infinito”.

Empezamos con una limpieza general, y seguimos con la adaptación de los interiores para trasladarnos con comodidad. El barco estaba pensado en esos momentos para navegaciones cortas de día o para algunas travesías ocasionales de poca duración, pero nosotros tendríamos que vivir ahí cada día y empezábamos en octubre, así que el frío estaba a la vuelta de la esquina. En primer lugar debíamos solucionar algunas entradas de agua en los portillos, así que no sin dificultad, puesto que son portillos de los de antes, cambiamos las gomas. Seguidamente nos ocupamos del tema calefacción, colocando calentadores de aire; al ser un espacio reducido es fácil tenerlo a una temperatura agradable en poco tiempo. El barco tampoco contaba con ducha interior ni calentador de agua, muy común en barcos de estas esloras, así que después de pelearnos con los altísimos precios de los calentadores marinos con intercambiador de calor, nos decidimos por comprar un termo eléctrico de 15l. que funciona a 220v. puesto que de todas maneras, no podíamos montar el intercambiador de calor ya que nuestro motor se refrigera por circuito abierto, así que era inútil gastar en un calentador de barco, porque al fin y al cabo, funcionaría también solo a 220v. Con un kit de ducha normal montado en el lavabo de abordo, solo faltaba el circuito de agua caliente que llegase del calentador, colocado en un tambucho de popa, y el baño (justo debajo del palo mayor). Esta instalación se hizo con varios flexos de inox de ½ pulgada, ya que el intrincado camino que debía recorrer hasta el baño no era fácil de conseguir con una instalación de cobre o PVC con aislante. El agua de la ducha va directamente a la profunda sentina (quilla corrida) pudiendo después achicar sin problema.

Debido a que tenemos un primer oficial muy atrevido, no pudo faltar adaptar la cubierta para navegar sin perderlo por la borda a media navegación, así que pusimos redes en los guardamancebos (que compramos por metros) y una línea de vida. Luego empezaron las ideas caprichosas de uno y le montamos protecciones de cuero en todos los candeleros, para proteger el génova y para darle un aire aún más clásico. El cuero lo compramos a peso en c/ Hospital, Barcelona y con 1kg (12€) hicimos ocho protecciones, incluidas las que pondríamos en las crucetas, dos soportes para colgar el tangón y nos sobraron algunos retales . Era muy buen precio teniendo en cuenta que comprar estas protecciones hechas valía algo más del doble, por solamente dos unidades.

De todas formas, cuando uno se sienta con una libreta en blanco con la idea de apuntar en ella todo lo que quisiera hacer, o todas las modificaciones que cree oportunas, la lista se alarga más de lo que el tiempo y la economía permiten, así que en la lista hay infinidad de cosas que se irán haciendo con el paso de los meses.

La cocina es también una asignatura pendiente que debemos resolver pronto. Por el momento usamos un fogón de Campingaz con botellas de tubo que nos regaló D. Ignacio cuando nos vendió el barco, pero aunque nos es de gran utilidad en nuestro día a día, nos limita mucho navegando. Por esta razón, el siguiente paso es modificar el mueble de la cocina para adaptar un par de fogones con compensación de escora, para tener la posibilidad de cocinar durante la navegación. Todo esto, aunque se dice pronto, requiere de una instalación debidamente hecha con soporte de bombona de gas en el tambucho de popa así como la instalación del tubo y un detector de gases en la cabina, como pide la ley. Por lo tanto, estamos dejando este tema para enero o para cuando el tiempo disponible nos permita ponernos manos a la obra.

En cuanto a la jarcia fija también se están cociendo algunas ideas que en el transcurso de los próximos meses nos gustaría tener listas. Un ejemplo es el stay de trinqueta que queremos añadir con su correspondiente trinquetilla y tormentín. La jarcia en sí está en perfectas condiciones ya que se hizo nueva el año pasado y no se había usado mucho, en el caso del palo de mesana sencillamente estaba por estrenar y un día antes de llevarnos el barco del RCNB tuvimos que montar toda la maniobra de mesana puesto que no se había montado aún después de bajar el palo para reemplazar obenques y stays. Estuvimos valorando la opción de añadir un stay entre palos, para unir sus topes, pero es una cuestión que se debe valorar mucho debido a que el mesana no tiene backstay ni burdas, sino crucetas y obenques medios atrasados; y no nos gustaría que una sobrepresión en el mayor arrancara el palo de mesana, así que seguramente dejaremos este tema tal y como fue diseñado por Buchanan.

Así que no paramos ni un segundo de pensar, diseñar, reordenar, etc. para hacer que este pequeño mundo de fibra y madera se convierta en el hogar perfecto y en pasaje ideal hacia la libertad de mar adentro.

Buena proa y ánimo a todos los que se encuentran preparando sus barcos para su sueño, y ánimo y perseverancia para aquellos que sueñan hacerlo algún día!

Aleix

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s